viernes, julio 30

Dieron curso al regreso de la presencialidad en las empresas

Para los vecinos y vecinas de la ciudad que luego de un año de pandemia por la COVID-19 -en donde primó ante todo el aislamiento y luego el distanciamiento social, preventivo y obligatorio- esperaban que las oficinas vuelvan a funcionar de modo presencial, les llegó el momento.

El gobierno porteño publicó en el boletín oficial de hoy la norma que aprueba el Protocolo para el Funcionamiento de Oficinas Administrativas para Prevención y Manejo de Casos de Covid-19, mediante el cual se autoriza el funcionamiento presencial de éstas con un sistema de guardias mínimas presenciales y con turnos rotativos de trabajo, además de la operatoria ya habitual que las empresas hacen de remota para atender a su clientela.

En el documento publicado, también se hace referencia a que en los casos de las reuniones con concurrentes y/o clientes, deberán reservarse con turno previo y respetado la cantidad mínima de personas y el tiempo máximo de interacción personal, para evitar la propagación y el contagio del coronavirus.

Este protocolo subraya que la actuación presencial administrativa de las empresas tendrá que circunscribirse a aquellas situaciones importantes e improrrogables y agrega un dato no menor: de abrirse las oficinas, los empleadoras deberán garantizar el traslado de los trabajadores sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros de colectivos, trenes y subtes, ya que seguirán reservados para los trabajadores “esenciales” y para la comunidad educativa.