domingo, julio 21

Parque público cajoneado

 

Este jueves la legislatura porteña rechazó la iniciativa popular que buscaba convertir los terrenos de Costa Salguero y Punta Carrasco en un parque público.

El oficialismo político gobernante de Juntos por el Cambio definitivamente no quiso ceder las tierras porque eligió la construcción privada de torres de más de 28 metros quitando así la posibilidad que la ciudadanía pueda hacer uso del espacio frente al Río de la Plata.

A pesar de la voluntad de miles de personas, se dejó pasar un año, el plazo legal establecido para tratar este tipo de proyectos, y no se habilitó la iniciativa popular para que sea tratada en comisiones.

Con el plazo vencido, se dio un tratamiento exprés al proyecto haciendo uso de la mayoría y “cajoneando” la iniciativa.

Cabe mencionar que la misma tenía la convalidación del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de Buenos Aires y contaba con más de 53.709 firmas de vecinos y vecinas.

En vísperas del tratamiento, organizaciones ambientales y sociales junto a legisladores del Frente de Todos realizaron acciones conjuntas frente a la maniobra del gobierno en cercanías del edificio de la legislatura.

También, volvieron a denunciar que archivar la iniciativa del parque público es inconstitucional.

La votación final contó con el voto de 57 legisladores presentes en el recinto de la Legislatura, de los cuáles 37 votaron en contra de la creación del parque público en los predios de Costa Salguero, frente a los 20 que votaron en forma positiva.

Desde la oposición afirmaron que esta decisión del gobierno porteño significa un antes y un después por haber pasado por arriba la voluntad popular.

“No a la inmobiliaria de Larreta”, “Parques Si Torres No”, “No vendan el Río”, entre otras consignas se escucharon en el bloque. En las bancas, los diputados exhibieron un cartel azul que replicaba “No vendan el río”.

“Rodríguez Larreta ordenó a sus bloques rechazarla para que no obstaculice sus intenciones de construir edificios suntuosos en plena costanera. Quieren una muralla de torres para seguir juntando dólares”, expresó en redes sociales María Eva Koutsovitis, del Observatorio por el Derecho a la Ciudad.