viernes, septiembre 24

Desigualdades porteñas

El Centro de Personas Mayores Homero Manzi realizó una charla virtual junto a Facundo Martínez, Director de la Comisión de Promoción e Integración Social de la Legislatura y Secretario General de Unidos y Organizados de la Ciudad de Buenos Aires. Desigualdades y justicia social fueron los ejes del encuentro.

El pasado jueves 8 de junio, el Centro de Personas Mayores Homero Manzi realizó un encuentro virtual en donde Facundo Martínez, Director de la Comisión de Promoción e Integración Social de la Legislatura y Secretario General de Unidos yOrganizados de la Ciudad de Buenos Aires disertó sobre las desigualdades en el distrito porteño. Específicamente, trabajó sobre las temáticas de su dirección: las personas en situación de calle, los adultos mayores y el abordaje en los barrios populares.

Durante una hora y media, Martínez conversó con las personas que se sumaron a la charla y expresó su malestar por las desigualdades en la ciudad y la falta de justicia social. Además, destacó la importancia de “legislar sobre el eslabón más débil como son las personas en situación de calle, los adultos mayores, las personas con discapacidad, el abordaje en los barrios populares” y describió el trabajo de su comisión la cual está compuesta por nueve integrantes de los cuales seis pertenecen al oficialismo, por lo que manifestó que “nos cuesta mucho avanzar en nuevas iniciativas”.

Sin embargo, detalló que uno de los objetivos de la comisión es poder “dar visibilidad a distintas problemáticas en la agenda pública” y planteó que el objetivo de la charla es poder contar la verdadera situación que está atravesando la ciudad. Respecto a las personas en situación de calle remarcó que es un tema “alarmante y está completamente invisibilizado en la Ciudad de Buenos Aires” y consideró que “se deberían trabajar políticas públicas para que la gente deje de estar en esa situación”.

Por otro lado, señaló que las personas en situación de calle sufren un abandono por parte del Gobierno de la Ciudad y que hay una decisión política de dejarlas en esa situación. Además, explicó que la Ciudad tiene la obligación de hacer un censo para ver cómo es el cuadro de situación pero que lo que en realidad hace es “ocultar y subregistrar en comparación de lo que identifican las organizaciones que trabajan con personas en situación de calle”.

Según el censo realizado por el Gobierno de la Ciudad en 2019 había 1146 personas en situación de calle, por lo cual existía una marcada diferencia con el censo popular llevado a cabo por las organizaciones sociales en conjunto con la Defensoría del Pueblo, quienes contaron a 7200 personas en esta situación. Una de las diferencias que existen entre ambos censos es que, para el gobierno porteño, las personas que se encuentran en paradores no se consideran como si estuvieran en situación de calle.

Por lo que Martínez reclamó que en el censo oficial “tendrían que participar organizaciones y organismos de control y miembros de la Legislatura” para que no ocurra este subregistro, y agregó que los paradores se encuentran “desfinanciados y en mal estado. Es donde sufren violencia institucional, donde no se contempla el núcleo familiar. Lógicamente, si separan a las familias, la gente no va a ir a ese lugar”. Además, planteó que se tiene que aumentar el subsidio habitacional para las personas en esta situación. Hoy en día, el mismo se encuentra entre los $8 mil y los $13.500.

“Uno ve que a simple vista hay muchas más personas en situación de calle”, expresó el funcionario. “Estamos hablando de una decisión política de invisibilizar a un sector de la sociedad”. En el último censo oficial, en el cual el Gobierno de la Ciudad incumplió el acuerdo de hacerlo en conjunto con organizaciones e instituciones, los resultados arrojaron que hay 2500 personas en situación de calle, 1600 en paradores y sólo 900 en calle. Martínez opinó que “es poco creíble. No es un problema de presupuesto o de falta de recursos. Es un problema de voluntad política. Hacen un censo ilegítimo para tirar los números para abajo y destinar menos recursos. No hay ninguna asistencia del Estado”.

Por otra parte, respecto a la situación de los hogares para adultos mayores, Martínez planteó que “los programas son ínfimos” y que “en la Ciudad solamente hay 26 hogares de día. Lugares donde pueden hacer actividades culturales y compartir un espacio pero no pueden quedarse a dormir”. Además, reclamó políticas activas que cumplan con las necesidades para este sector.

En cuanto al abordaje en los barrios populares, el funcionario declaró que “hay que hacerle frente a la ausencia del Gobierno de la Ciudad” y planteó que falta urbanizar y que hubo una “falta de asistencia a las personas que tuvieron que aislarse”. También, Martínez remarcó que “lo que intentan hacer es ir expulsando paulatinamente a todas estas personas”.

A su vez, resaltó el trabajo que hacen las instituciones por fuera del Estado porteño: “En la ciudad entre comedores, ollas populares y entrega de bolsones que realizan las organizaciones y las recorridas de asistencia en la calles, estamos hablando de 800 espacios de asistencia que no están reconocidos por el Gobierno de la Ciudad. Las organizaciones van consiguiendo los recursos a partir de la solidaridad de los vecinos, de las pequeñas y medianas empresas”.

En línea con lo anterior, Martínez reflexionó sobre la necesidad de hacer ver esta situación: “Estamos en una situación compleja. No se destina plata para la gente en situación de calle, no se destinan recursos, ni política pública para la gente de los barrios populares que reclama agua o asistencia alimentaria. Hay una subejecución presupuestaria y falta de política pública”.

Luego, contó el trabajo que realiza el Frente por una Ciudad Justa y Solidaria, espacio del que forma parte en donde “se juntaron más de 50 organizaciones políticas, sociales y sindicales. Es un frente social que lo que intenta hacer es poner en la agenda pública la discusión de los problemas sociales que hay en la ciudad. Lo que hay que hacer es perforar ese blindaje mediático que tiene Horacio Rodríguez Larreta”.

Por último, les dijo a los adultos mayores que “ustedes dan el ejemplo de militancia a los más jóvenes”, remarcó que “lo urgente es estar con las personas que más lo necesitan. Acompañar a las personas en situación de calle y asistir a los adultos mayores abandonados por el gobierno pero también hay que discutir soluciones de fondo, para dejar de hacer parches” y finalizó diciendo a los presentes: “Ustedes nos dan el ejemplo, en el medio de una pandemia, ustedes nunca bajan los brazos”.