domingo, junio 20

La comuna plantó memoria para mantenerla viva en las nuevas generaciones

En nuestra Comuna N° 5 de Boedo y Almagro hubo varias actividades en conmemoración del 24 de marzo, Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, a fin de mantener viva la memoria de los 30.000 desaparecidos y desaparecidas durante la dictadura cívico-militar iniciada en 1976.

TdB entrevistó a Maru Acuña y Hernán Gorretta, integrantes de la Junta Comunal N° 5, para que puedan contarles a los vecinos y vecinas cómo vivió la comuna las jornadas de la memoria.

Dichas jornadas comenzaron el martes 23 de marzo a las 20 horas cuando las baldosas de nuestra comuna se iluminaron. Esta iniciativa, propia de la Multisectorial de la Comuna N° 5, consistió en que los vecinos, vecinas y varias organizaciones se acercaron con velas a su baldosa más cercana.

Hubo mucha gente dando vueltas, el acto se iba a hacer de 15 minutos y se estuvo mucho más tiempo, se iluminaron todas las baldosas, demostrando que la memoria de los compañeros y las compañeras está cada vez más viva, porque cuando tenemos memoria no volvemos a cometer los mismos errores”. explicó Hernán Gorretta a este medio digital.

El subrayado del ejercicio de la memoria, de recordar lo ocurrido, de contar a las nuevas generaciones lo que pasó “aunque algunos no crean, a 45 años hay que seguir diciendo Nunca Más”, agregó el comunero.

Durante estos días se sumó mucha gente de todas las edades. No sólo organizaciones sociales, sino también escuelas y vecinos y vecinas independientes. Incluso en Boedo y San Juan acompañó la actividad Daniel Schapira, el hijo del tenista Tano Schapira, desaparecido durante la dictadura.

El día 24 de marzo, siguiendo con la iniciativa de los organismos de derechos humanos de plantar árboles, en lo que respecta a nuestro territorio hubo plantaciones en Plaza Almagro, en Plaza Boedo, en Avefa, y en varias escuelas organizados por la Multisectorial de la Comuna N° 5, y por organizaciones sociales y políticas de toda la comuna.

Plantamos un árbol en las inmediaciones de la Plaza Boedo en Estados Unidos  y Loria, lo hicimos con la Comisión de la Memoria de la Comuna N° 5, con organizaciones, y agrupaciones y estuvo presente toda la Junta Comunal, incluido el bloque de Juntos por el Cambio”, contó Maru Acuña ante la consulta de Tintas de Boedo.

Esta idea de un árbol a futuro para que los niños y niñas que estaban, cuando sean grandes, vayan con sus hijos y les cuenten que ese árbol lo plantaron ellos en memoria de los desaparecidos.

Sobre esta iniciativa, la comunera destacó: “Nosotros no lo hicimos sólo como una cuestión simbólica, sino que la idea fue plantar un árbol que realmente crezca, que podamos cuidar y que nos recuerde que un 24 de marzo del 2021 plantamos ese árbol porque no se podía marchar en medio de una pandemia, me parece que tenía muchas cosas para decir ese acto”.

 “La recepción de los vecinos y vecinas es muy buena en general, lo que tiene esta comuna es que es súper participativa. Algo que me sorprendió mucho fueron los pibes y pibes, los más chicos, que estaban súper involucrados en esto de plantar memoria, como plantando  la semilla para los que vienen”, destacó Acuña, quien además asumió en estos días como Secretaria General del Partido Justicialista en la Comuna N° 5.

La labor de plantar memoria se viene construyendo hace varios años, con la lucha incesante de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Este 24 de marzo, por la particularidad de la pandemia por la COVID-19, y la imposibilidad de ir a la Plaza, esa tarea se hizo perceptible y notoria en la acción concreta de plantar un árbol.

Pero también esas semillas de memoria que se vienen plantando hace años son las nuevas generaciones. Esos niños y niñas que, alejados en el tiempo de la atrocidad vivida en la dictadura, se comprometen con un Nunca Más, tanto para su generación como para las venideras, plantando definitivamente un futuro con memoria, verdad y justicia.