sábado, septiembre 25

Maca Sánchez y su lucha contra la depresión

A través de sus redes sociales, la jugadora de San Lorenzo de Almagro y actual Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes, contó sobre el cuadro depresivo que le diagnosticaron hace un año y resaltó la importancia de poder “pedir ayuda”.

“En marzo del 2020 me diagnosticaron depresión”, así comienza el texto que escribió Macarena Sánchez, delantera de San Lorenzo de Almagro. Es que la también Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes (INJUVE) utilizó sus redes sociales para contar el cuadro depresivo que le diagnosticaron y a su vez concientizar sobre la importancia de pedir ayuda.

La jugadora, que fue una de las principales impulsoras de la profesionalización del fútbol femenino, se abrió en el mundo digital y reflexionó sobre un duro momento personal, reflexión que puede servir para concientizar sobre un tema complicado a las personas que la siguen.

“Pasé por situaciones muy difíciles que no le deseo a nadie, pero pude pedir ayuda y salir adelante gracias a un tratamiento médico y terapéutico, y también gracias a un montón de personas que me rodean que supieron entenderme y acompañarme en uno de los momentos más complicados de mi vida”, remarcó Sánchez.

La depresión en los deportistas es un tema muchas veces evitado en el fútbol profesional, el caso testigo es el de Santiago “Morro” García, jugador de Godoy Cruz, que fue encontrado sin vida en su departamento de Mendoza después de atravesar este cuadro.

“La depresión no es un estado de ánimo pasajero, no hay que tomar esto a la ligera y hay que saber escuchar cuando alguien pide ayuda, no siempre pedir ayuda es decir ´necesito ayuda´”, expresó Maca y más adelante señaló que “la salud mental también es importante y requiere de atención y cuidado. No debemos estigmatizar los trastornos mentales y tampoco a quienes lo padecen”.

Por último, para tranquilidad de todos y todas, la futbolista santafecina de 29 años comentó que “hoy en día continuo con tratamiento pero estoy muchísimo mejor” y le agradeció el apoyo recibido en todo este tiempo a su familia, amigos y al club San Lorenzo.

El texto completo

Esta vez uso este medio para contar algo personal. En marzo del 2020 me diagnosticaron depresión.

Pasé por situaciones muy difíciles que no le deseo a nadie, pero pude pedir ayuda y salir adelante gracias a un tratamiento médico y terapéutico, y también gracias a un montón de personas que me rodean que supieron entenderme y acompañarme en uno de los momentos más complicados de mi vida.

Me atrevo a contarlo hoy porque creo necesario generar conciencia sobre este padecimiento que puede afectar a cualquier persona sin importar la edad, el género o el estatus social.

La depresión no es un estado de ánimo pasajero, no hay que tomar esto a la ligera y hay que saber escuchar cuando alguien pide ayuda, no siempre pedir ayuda es decir “necesito ayuda”.

Se estima que 300 millones de personas en el mundo sufren depresión y el suicidio es la segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años.

La salud mental también es importante y requiere de atención y cuidado. No debemos estigmatizar los trastornos mentales y tampoco a quienes lo padecen.

Hoy en día continúo con tratamiento pero estoy muchísimo mejor. Le agradezco particularmente a mi familia, a mis amigas, a Pilar, a quienes trabajan conmigo, al club San Lorenzo y a Mariela, Sergio y Mariano.

Seamos más amables, cada unx está dando su ardua batalla.

Ph: Télam.