martes, octubre 26

Pasaron las PASO

En la ciudad Juntos por el Cambio dio otra muestra más de su liderazgo e hizo primarias con tres listas. El Frente Todos creció respecto del 2017, la última elección de medio término y las sorpresas vinieron por el movimiento de derecha de Javier Milei y la unidad de la izquierda dentro del FIT. Luis Zamora también entró.

Las listas de Juntos por el Cambio tuvieron internas propias y alcanzaron el 48,19% en la ciudad, con la novedad de la inclusión en el cuarto puesto de la boleta de Ricardo López Murphy -el bulldog, aquel ministro de Fernando De la Rúa que otrora había propuesto la flexibilización laboral y el recorte de los salarios, las jubilaciones y el presupuesto de las universidades públicas-. Por su parte, la lista encabezada por el ex ministro de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein, no alcanzó el piso mínimo acordado para entrar a las elecciones generales del mes de noviembre.

Los medios mostraron el triunfo de María Eugenia Vidal, en su regreso a la city luego de sus cuatro años en la gobernación bonaerense, pero sus 574.972 votos fueron inferiores a la performance del PRO en el 2017, que había llevado como candidata a Elisa Carrió y que había obtenido 935.324 votos en total.

En la lista a legisladores porteños, se metió en el quinto lugar de Juntos por el Cambio el empresario Roberto García Moritán, si, créase o no, el marido de la modelo y conductora Carolina “Pampita” Ardohain.

En el Frente de Todos los humores fueron cambiando con el transcurso de las horas y la noticia de los resultados del comicio electoral. No tuvieron internas y alcanzaron el 24,66% de votos con el liderazgo de Leandro Santoro, pero en esta contienda significó un retroceso en el volumen de votos respecto de la elección del 2019 y un avance respecto del 2017, cuando habían obtenido el 20,73% de las adhesiones ciudadanas.

Tras ponderar que el gobierno nacional “escucha con respeto y mucha atención el veredicto de la gente”, el presidente Alberto Fernández pidió con “humildad” el acompañamiento de la sociedad y se mostró confiado en que, de ese modo, el oficialismo va a “dar vuelta la historia” en los comicios de noviembre. “El país necesita no volver atrás. Necesitamos avanzar con justicia social, educación y salud pública”, exclamó el mandatario y completó: Tengo por delante dos años de Gobierno y no voy a bajar los brazos”.

La sorpresa electoral vino con la candidatura del economista y mediático Javier Milei, que con La Libertad Avanza alcanzó el 13,66% de los votos y logró “poner al liberalismo en el ring”. Con un discurso efectista y poco democrático, Milei consideró en el balance post electoral que “si se logra la unidad” de los movimientos de derecha, el oficialismo “va a quedar en tercer lugar” en elección definitiva de fin de año.

Gran elección tuvo la izquierda porteña que con el Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad se llevaron el 6,23% de los sufragios emitidos. La candidata a diputada nacional porteña, Myriam Bregman, celebró los resultados de las primarias y dijo que que fue “la mejor elección en 10 años” de ese espacio y “la mejor elección desde la fundación del Frente de Izquierda” en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

El que siempre compite y entra es Luis Zamora con Autodeterminación y Libertad, que nuevamente superó el piso mínimo de las PASO para ingresar a las elecciones generales con el 2,65%.

Los resultados de las PASO en la Comuna N° 5

En Almagro y Boedo se dispuso de 453 mesas totales con una participación del 71,41% del padrón habilitado para votar. Las tres listas del espacio Juntos por el Cambio obtuvieron en la suma total el 43,93% (Juntos Podemos Más 69,17%; Republicanos 21,36%; Adelante Ciudad 9,46%); el Frente de Todos el 27,74% (por encima del promedio general que tuvo en la Ciudad de Buenos Aires); la Libertad Avanza el 12,48%, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad el 7,73% (una excelente elección comunal) y Autodeterminación y Libertad el 3,20%.

La votación en la pandemia

El nuevo esquema electoral trajo una ampliación de los lugares votación y las mesas, además de un protocolo especial por la COVID-19. Debido a algunas demoras en la apertura de mesas y largas filas en la calle, deberán perfeccionar el sistema de cara a las elecciones generales del mes de noviembre, donde se espera asimismo una mayor participación de la ciudadanía.

Ph: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.-