miércoles, febrero 1

Sin dejar a nadie atrás

 

Los cuerpos de delegados de las cooperadoras escolares porteñas rechazan la nueva ley sancionada en la legislatura por la falta de comprensión que tendría sobre el sentido solidario de la tarea que realizan y el bien de la escuela pública.

La legislatura porteña votó una nueva ley de cooperadoras escolares presentada por diputados de la coalición oficialista Juntos por el Cambio, que ya había llegado al reciento con algunas modificaciones solicitadas por integrantes de la comunidad educativa de la ciudad.

Los principales cambios estuvieron relacionados con quiénes podrán integrar las comisiones directivas de las cooperadoras, mas la posibilidad de reelección de sus miembros. Un capítulo aparte merece la situación mediante la cual es el Ministerio de Educación que las interviene.

“Como representantes de las familias que sostienen la Educación Pública en la Ciudad advertimos que la aplicación de la ley hará desaparecer paulatinamente a las Cooperadoras Escolares, a través de la restricción en la participación activa de sus miembros y en la prohibición de que sean socios plenos los alumnos adultos, cooperadores que ya no tienen hijos cursando y el resto de la comunidad”, advirtieron en un comunicado oficial al que tuvo acceso TdB, los delegados y las delegadas de Cooperadoras Escolares porteñas.

También alertaron que esta ley atenta contra el derecho de asociarse e ignora la soberanía de las Asambleas de cooperadores, despreciando así la experiencia e historia acumuladas en cada escuela para una labor solidaria y ad honorem desarrollada por una gran parte de la ciudadanía.

Asimismo afirmaron que “durante este año le señalamos al Ministerio de Educación que no hiciera una parodia de convocatoria a la Comunidad Educativa para trabajar en el borrador de la ley, ya que los métodos de encuestas, encuentros virtuales limitantes y estrategias de ‘focusgroup’ poco servirían a los fines de elaborar un proyecto que representara el espíritu de las Cooperadoras”.

Desde las cooperadoras entienden que cualquier Ley que reemplace la Ordenanza de la Dictadura debería ampliar el campo de lo posible para las cooperadoras y el desarrollo de sus fines sin entorpecer su funcionamiento.

Por último, el comunicado dado a conocer dice: “Convocamos a las Cooperadoras, a la docencia, al estudiantado y a la comunidad educativa toda a rechazar la ley recién sancionada, a emprender acciones para su derogación y reemplazo por otra que promueva la participación y la sinergia de las comunidades escolares en pos de una mejor educación para todos sin dejar a nadie atrás”.