viernes, mayo 20

A la vieja usanza, a trabajar presencial

 

El excesivo aumento de temperaturas y, en consecuencia, la demanda energética hizo que existiese otra diferencia entre el gobierno porteño y el nacional. En este caso, las diferencias son por dos días de trabajo remoto.

Frente a la nueva ola de calor, el gobierno nacional, a través del Decreto 16/2022 publicado en el Boletín Oficial, dictaminó que los empleados públicos trabajarán de manera remota el próximo jueves y viernes, a fin de reducir el consumo de agua y energía eléctrica.

Esta nueva medida, que regirá a partir de las 12 horas del jueves, no fue acompañada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “Los empleados de la Ciudad están abocados a la pandemia y eso es prioridad”, indicó Horacio Rodriguez Larreta y agregó: “Tenemos a la gran mayoría de la gente abocada a la pandemia en los centros de testeos”, mientras que en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) aplican “arriba de 30 mil vacunas por día”.

Aprovechando la presentación de Carlos Retegui como nuevo secretario de Deportes de la ciudad, Larreta afirmó que “no pueden decir que no vayan a trabajar” y agregó que tienen las escuelas de verano y “los polideportivos con casi 40 mil chicos de vacaciones” y eso hace indispensable el trabajo presencial.

Empleados exceptuados dentro del nuevo decreto

Quedan expresamente excluidos de los alcances de este decreto el personal de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (ANLIS); las Fuerzas de Seguridad Federales; las Fuerzas Armadas; el Servicio Penitenciario Federal; el personal de Salud y del sistema sanitario; guarda parques nacionales y los del Sistema Federal de Manejo del Fuego.

Además, quedan excluidos los empleados de la Dirección Nacional de Migraciones; Instituciones bancarias y entidades financieras.