lunes, marzo 27

Colocaron una rayuela en la puerta de un jardín

 

Una nueva intervención artística luce en la vereda de Boedo N° 650, donde se encuentra ubicado el Jardín de Infantes Integral N° 08 D.E.° 06 María Angela Schiavoni de López.

Tdb entrevistó a Marcelo Cayolo -uno de los artistas que realizó la rayuela-, y a Nicolás Cabrera -parte del equipo de la Comuna N° 5-, para que nos cuenten cómo surgió esta idea y cómo realizaron el trabajo.

“Fue una iniciativa de Silvana, la Directora del Jardín, que nos manifestó la idea de hacer alguna intervención en la fachada y se nos ocurrió hacerlo en la vereda”, comentó Nicolás Cabrera ante nuestra consulta.

La rayuela la terminaron en el mes de diciembre y la colocaron en enero, próximamente harán un evento para inaugurarlo y reconocer la labor de los artistas.

“Fue un gran esfuerzo de parte de los artistas que se sumaron a la iniciativa del jardín y que la Comuna desde el área de Participación y Atención Vecinal acompañó”, prosiguió Cabrera.

Marcelo Cayolo es oriundo de Tandil, estudio en la Facultad de Artes, una vez llegado a Buenos Aires y ya instalado en el barrio de Boedo, empezó a hacer actividades culturales. Entre ellas, realizó varios murales en la Plaza Boedo y en una oportunidad construyó una máscara en vivo en la puerta del notable Café Margot.

Cada vez que la comuna tiene algún proyecto, convoca a un grupo de artistas entre los cuales está Marcelo, en esta oportunidad fue la rayuela: “El jardín quería hacer algo artístico, querían ornamentarlo, para eso convocaron a artistas que trabajan en mosaico para ver que se nos ocurría, y la idea que tuvimos fue hacer la rayuela junto con Inés Pelech y dos artistas más”, dijo Marcelo Cayolo durante la charla con TdB.

“Cada uno trabajo en su taller, del jardín nos donaron cerámicas, nos juntamos un día para diagramar como hacer la rayuela, repartimos la cerámica, y diseñamos y orientamos los tonos para que quede compensado, luego cada cual se llevó las piezas para su taller e hizo un número de la rayuela. Con Inés también hicimos las baldosas”, agregó Cayolo.

La rayuela la hicieron entre cuatro artistas que tomaron dos números cada uno y con Inés Pelech aparte de hacer los números armaron las baldosas de 4 cm, tomando el estándar de la baldosa de la calle, para luego sacar una baldosa y reemplazarla por el número.

Pensaron en la rayuela porque es una intervención con la que los chicos pueden interactuar y no es un mero dibujo en la fachada, la rayuela representa el juego y la niñez.

Marcelo es artista de pequeño, realiza esculturas desde los 13 años, además de las que realizó en el barrio tiene emplazada una escultura de chatarra en Miramar, es un Neptuno de dos metros y medio, también hizo esculturas en vivo en eventos

“Los vecinos se entusiasman mucho cuando nos ven trabajar, igualmente fue mucho trabajo de taller entonces fue poco el tiempo que nos vieron trabajar en la calle,” comentó Marcelo.

Marcelo concluyó la entrevista comentando lo linda que quedó la idea de la rayuela en el jardín y dispuesto a seguir haciendo rayuelas por el barrio de Boedo cuando sea convocado.