martes, octubre 26

Una obra basada en la poética de lo marginal

La obra “Las Criadas” se estrenó el sábado pasado en La Maza Teatro (Maza 908) y continuará en cartelera para que las vecinas y vecinos del barrio de Boedo puedan disfrutar de ella.

Esta pieza teatral, emblemática de Jean Genet, fue escrita por el dramaturgo francés durante su prisión y representada por primera vez dentro de la cárcel con un elenco de hombres reclusos.

La versión lleva la dirección de Pablo Valvez y cuenta con las actuaciones de Elizabeth Cancino y Florencia Mouriño, que le darán vida a Clara y Solange. Por su parte, Diego López Barrionuevo se pondrá en la piel de “La Señora.

TdB entrevistó a Pablo Valvez, su director, a fin de que nos abra las puertas del universo de “Las Criadas”.

“Las Criadas siempre fue una obra que me impactó mucho por la temática, su poética, y parte del atractivo de la obra es como se cuenta, el lenguaje que se usa. También me interesa de la obra la cuestión de la lucha de clases, ese antagonismo de clases que existe desde que existe la humanidad”, dijo Valvez a Tintas de Boedo.

El director afirmó que “Las Criadas” es un clásico, porque es una obra atemporal, en el momento que la representemos siempre nos vamos a sentir interpelados por la problemática que plantea.

Además “el abordaje que hace Genet, no es un abordaje clásico de rico malo, pobre bueno sino que muestra que todos tenemos ambigüedades y claroscuros, es una obra basada en la poética de lo marginal”, comentó Pablo ante la consulta de este medio digital de Boedo.

La obra se estrenó en marzo del 2020, pero sólo pudieron hacer dos funciones debido a la pandemia por el coronavirus.

El director asimismo expresó que la considera una obra maravillosa e incluso hasta misteriosa, porque al volver a ensayarla descubrieron nuevas cuestiones y detalles en el texto, lo cual le brinda ese tinte de misterio.

“En cuanto al personaje de ‘La Señora’ siempre fue interesante pensar que fuera un hombre, que la parte opresora fuera un hombre, es decir que la parte de la opresión más allá de la opresión de clase, que es la opresión primaria, fuera una opresión de un hombre hacia dos mujeres”, detalló con precisión sobre el personaje.

La escenografía está básicamente pensada en tres colores, dorado, blanco y rojo; se pensó hacer una escenografía cargada dentro de las posibilidades que existen en el teatro independiente, que trasmitiera lujo pero de manera vulgar para que refleje la personalidad de la Señora, la idea es que la escenografía cuente quién es La Señora.

“Es una obra que no sólo nos lleva a la reflexión y nos interpela sino que además nos hace reír y divertirnos, y hasta hace que uno que quede pensando ¿de qué me estoy riendo?. Esa es la magia del teatro y lo bueno que nos propone el arte, que nos podamos reír de situaciones terribles pero que a la vez no son banalizadas por el texto, todo lo contrario”, finalizó diciendo en la entrevista Pablo.

Las entradas pueden obtenerse a través de Alternativa Teatral o bien en la boletería del teatro, para mañana sábado 25 de septiembre y también para los dos primeros sábados de octubre.