martes, octubre 26

Votaron la ley y San Lorenzo podrá hacer la cancha en Boedo

Emoción, desahogo y locura rodearon la jornada del jueves para los hinchas azulgranas.

Finalmente, la legislatura porteña aprobó casi por unanimidad la Ley de Rezonificación y la vuelta a Boedo es una realidad. El próximo paso es empezar a buscar los recursos para la construcción del estadio en Avenida La Plata.

El jueves por la tarde la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la Ley de Rezonificación, la cual permite la construcción del nuevo estadio en Boedo. Después de una lucha de muchos años, llegó el momento esperado por todos y todas las hinchas de San Lorenzo.

La vuelta a la Avenida La Plata al 1700 es una realidad, ya que los 55 votos a favor en el recinto (hubo una abstención de Autodeterminación y Libertad) determinaron que el club puede empezar a construir en los terrenos recuperados.

Con la aprobación de la ley, el predio pasó de la categoría E a la categoría U, lo que habilita la realización de las obras proyectadas por “El Ciclón”. A su vez, además del estadio, el proyecto contempla la edificación de dos escuelas, un centro cultural, más iluminación en la zona y más seguridad, según lo acordado entre el Gobierno porteño y el club.

Este fue el último paso de un camino con más de 40 años de historia. En 2008, la lucha comenzó a materializarse en pasos concretos cuando se aprobó la Ley de Reparación Histórica por la cual la institución recuperó 4.500 metros cuadrados y pudo construir el Polideportivo Roberto Pando. En 2012, la Subcomisión del Hincha impulsó la Ley de Restitución Histórica mediante la cual se comenzó la recompra de los terrenos ocupados por el hipermercado Carrefour.

En 2019, el club tomó posesión formal de los terrenos de Avenida La Plata y a partir de ahí, agrupaciones, dirigentes e hinchas comenzaron a trabajar en el proyecto del estadio, el cual necesitaba del cambio de zonificación para ser viable. Un camino largo en donde los hinchas se mantuvieron siempre firmes y se movilizaron en varias ocasiones para conseguir el objetivo.

“Con el Alma en Boedo” es una de las agrupaciones con más historia en la lucha por la vuelta al barrio. “Fue un día muy emotivo porque es una lucha de muchísimos años. Somos una agrupación pionera en todo lo que respecta a la vuelta, se arrancó de muy abajo, como una utopía. Éramos unos locos 20 años atrás. Que se haya hecho realidad para nosotros es una emoción indescriptible”, comentó Gustavo Di Lorenzo, referente del grupo.

“Cuando se sembró la semilla de la vuelta, la gente creyó y trabajó en conjunto. De ese conjunto, salieron manifestaciones históricas, movilizaciones a la Legislatura, a Plaza de Mayo. Creo que la ley la saca la gente. La unión de la gente fue clave”, declaró Di Lorenzo quien subrayó el trabajo de las agrupaciones: “También fue clave en esta última etapa la unión de las agrupaciones de base. Nos unimos entendiendo que el horizonte es el club más allá de las ideas personales de cada agrupación. Se trabajó muy fuerte en conjunto en estos últimos seis meses y creo que fue el último empujón para que la ley salga”.

Cristian Evangelista, por su parte, describió que “primero se vivió con mucha ansiedad porque no estaba todo dicho. Cuando salió la votación, la alegría para todos nosotros fue bastante grande por el trabajo que se viene haciendo hace muchos años de todas las agrupaciones. Desde el comienzo de la subcomisión hasta hoy fueron muchos años y para todos nosotros fue un gran logro” y consideró que “ahora hay que armar toda una estructura para que la construcción empiece lo antes posible”.

Gustavo de la agrupación “La Soriano”, a su vez, expresó que “estamos muy contentos por lo que pasó ayer (por el jueves). Después de 15 años de leyes, desde la primera que fue la Ley de Reparación, luego la de Restitución y ahora la de Rezonificación”, y agregó que “es una emoción grande, estuvo muy bueno. Esperamos que desde hoy se empiece a pensar la ingeniería para construir el estadio”.

Además, el representante de esta agrupación señaló que “el club estuvo muy bien en convocar a todas las agrupaciones que tiene el club y se vio un esfuerzo grande, se trabajó muy fuerte por esto. Así que como agrupación estamos felices de que el sueño esté más cerca”.

Por su parte, Marcelo Culotta de la agrupación “Jacobo Urso” remarcó que “es algo muy emocionante para todos tener la gran posibilidad de volver a construir un estadio en Avenida La Plata mediante esta ley. Nos da la posibilidad de volver a recuperar gran parte de la historia de San Lorenzo”, y destacó el esfuerzo de los últimos meses que fueron “muy intensos trabajando con reuniones con legisladores, con funcionarios, con todos los bloques. A uno lo llena de alegría porque quiere decir que hemos trabajado muy bien pero sobre todo que San Lorenzo tiene los fundamentos para volver a Avenida La Plata y esto fue el broche de oro”.

Por último, Culotta miró a futuro y expresó que “lo que viene ahora es parte de lo que tiene que hacer San Lorenzo de modo institucional, de forma colectiva, con una decisión política muy firme, es desde un pedido de demolición del tinglado de Avenida La Plata hasta todo lo que hay que hacer respecto al anteproyecto del estadio, de las instalaciones, de la parte económico- financiera”.

San Lorenzo dio un paso más para la construcción de su estadio, para la vuelta a casa. Una casa que se espera que tenga una capacidad para 45.000 espectadores y una altura máxima de 38 metros y que será el regreso definitivo a Boedo desde el último partido del club en el barrio en el año 1979.

Ph: Pepe Mateos – Télam.