sábado, septiembre 24

Largas filas de espera y marcha en San Cayetano

 

Hoy es el día de una de las principales festividades católicas y los sectores más humildes de la ciudad repiten el pedido de trabajo y medidas urgentes para contener este momento difícil del país.

En una ciudad que tiene un 4,9% de personas desocupadas y un 6,7% subocupadas mayormente en trabajos informales y/o precarios, desde este noche miles se acercaron hasta San Cayetano, patrono del pan y el trabajo, para expresar esta necesidad y también celebrarlo.

Es que tras dos años de pandemia los sacerdotes volvieron a abrir las puertas de hierro del templo de la calle Cuzco a la ciudadanía con sus tradicionales campanadas, dando inicio a esta festividad católica.

La llamada Fiesta Grande lleva por lema este año “Gracias San Cayetano por acompañarnos, ayudanos a cuidarnos como hermanos” y los devotos del santo realizaron anoche más de cinco cuadras de fila en las veredas cercanas al santuario, donde se ubicaron con sillas plegables, ponchos y termos con mate o café, donde se congregaron grupos de familiares, de compañeros de trabajo o incluso de fieles que se conocen de participar en ediciones anteriores.

Se mantienen en firme desde hace años las marchas de los movimientos sociales, porque la CTA, la UTEP y otras organizaciones continuarán con sus reclamos en el día de hoy para pedir “Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo”.

“Obviamente hay mucha expectativa puesta en la manifestación desde San Cayetano, teniendo en cuenta toda la expectativa alrededor de la situación económica y social que vive hoy el país y el pueblo», dijo el “Gringo” Castro desde la UTEP, mientras que desde la Corriente Clasista y Combativa, Juan Carlos Alderete advirtió que “estamos en un escenario muy difícil, pero nosotros vamos a seguir, acompañamos al Frente de Todos sobre la base de un programa que fue el que la mayoría del pueblo argentino votó para derrotar al macrismo y salir de la crisis económica y social”.

Ph: Telam.