viernes, mayo 20

Noches de viandas solidarias

 

Desde el 2017 todos los martes un grupo de personas recorre diferentes puntos de la Comuna N° 5 para dar de comer a personas en situación de calle. TdB entrevistó a Nicolás Moyano, organizador de este iniciativa solidaria, docente e integrante de la organización política Comunes.

Tintas de Boedo: ¿De qué se trata esta movida?

Nicolás Moyano: Arrancamos hace más de cuatro años. Todos los martes preparamos unas viandas calientes que salimos a repartir por la zona de Boedo y alrededores. La característica distintiva es que  no repartimos en un lugar fijo, sino a personas que viven en situación de calle. Hacemos una recorrida. Quiero destacar que esta es una actividad que no se suspende en ninguna época del año, es decir que no hay vacaciones ni feriados o lluvia que nos pare. Las viandas las preparamos en un departamento que es mi casa. El reparto, que implica cierta logística, está apuntado a determinados puntos. Distintas “ranchadas” generalmente bajo autopista que ya tenemos identificadas. Nosotros, tenemos un local que funciona como perchero solidario, y que en algún momento pasó a ser más un ropero solidario, sobre todo en las épocas de frío.

TdB: ¿Cuántas personas participan?

NM: Esto se sostiene a partir del trabajo y generosidad de compañeros, compañeras y compañeres que somos parte de “Comunes”. A veces se suman desde “Peronismo por La Ciudad”, pero básicamente esto es una iniciativa solidaria, colaborativa y cien por ciento autogestiva. Conocidos, conocidas nos donan alimentos, transfieren dinero, etc., de manera desinteresada. Esto es clave, porque si no hubiese sido imposible continuar como lo hacemos hasta hoy. Agradecer esto es algo que no me canso de hacer. No articulamos con ninguna institución o el estado. Tenemos la idea de ser asociación civil, lo cual nos permitiría avanzar de otra manera, es algo que ya estamos gestionando.

TdB: ¿Y en la pandemia cómo se las arreglaron?

NM: Agregamos algunos hoteles y pensiones al circuito. Supimos de familias que se les complicaba resolver en el día a día un plato de comida y ahí estuvimos solidarizándonos. Por otro lado el radio del recorrido se extendió en el territorio, cruzando Díaz Vélez. Cuando empezamos la recorrida la hacíamos con un changuito prestado del  supermercado chino, hoy vamos en auto.

TdB: ¿Qué tipo de viandas reparten?

NM: La mayoría de las veces lo que hacemos es sobre una base de fideos o arroz le agregamos diferentes verduras, salsas, carne vacuna, y pollo. Nuestra filosofía para repartir es que el plato sea tan rico que te den ganas de repetir, que sea nutritivo también para el consumo.

TdB: ¿A cuántas personas les reparten habitualmente?

NM: Arrancamos con 25 viandas y a veces nos sobra algunas. Tuvimos un pico de reparto de casi 140 viandas, hoy estamos en un promedio de 70 u 80. Además establecemos lazos con las personas a quienes les damos las viandas. Ya nos conocen, nos esperan. Es un trabajo arduo, pero muy gratificante.

TdB: ¿Qué se viene?

NM: Nuestro máximo deseo es que estas familias a las cuales ayudamos, puedan salir adelante. Y que en algún momento, no necesiten más de una vianda. Que puedan elegir qué comer y en sus propias casas. Hasta que no cambien las condiciones, todos los martes voy a seguir haciendo el reparto de viandas. Trabajo y milito para que los derechos humanos elementales estén garantizados por el estado, y que las desigualdades sociales y su brecha se achiquen cada vez más.