viernes, mayo 20

Renunció Tinelli

 

El presidente de San Lorenzo dio oficialmente un paso al costado luego de su licencia y el club seguirá ahora siendo gestionado por Horacio Arreceygor, hasta que se produzcan las elecciones, reclamadas por socios e hinchas.

En el barrio de Boedo la crisis institucional y deportiva de San Lorenzo tuvo un punto y aparte. Marcelo Tinelli renunció como presidente de esta asociación civil sin fines de lucro, una acción que a esta altura de la gestión del club, se caía de maduro. La decisión la anunció por las redes sociales, al momento en que vencía su licencia en el mandato, que había pedido casi un año atrás por motivos familiares y profesionales.

“Siempre que se toman decisiones es imposible complacer a todos. He decidido dejar mi cargo como presidente de San Lorenzo de Almagro”, dijo de entrada en el mensaje Tinelli, quien en diciembre de 2019 había asumido como presidente del club con un aplastante 82% del respaldo de la masa societaria.

“He transitado muchas dificultades en mi vida, me he nutrido de ellas, pero he entendido muchas veces los datos de la realidad y ahí, en este tiempo de distancia, puedo ver que más allá de todo lo que di y tengo para dar, quizás no sea el momento, aunque me duela”, reconoció el conductor televisivo, como un reconocimiento implícito al repudio que tuvo de los socios e hinchas de San Lorenzo en los últimos partidos de fútbol de local, donde reclamaron con cánticos de tribuna el adelantamiento de las elecciones fijadas para fines de 2023.

Aún así no dejó de recordar y dejar por escrito algunos de los logros que quiso dejar dentro de su palmarés dirigencial: la Copa Libertadores, los 5 títulos nacionales de básquet, la Ley de Restitución Histórica, la Ley de Rezonificación y la compra de los terrenos de Avenida La Plata.

Hasta las elecciones, será el tiempo de Horacio Arreceygor, quien hace un año comanda la entidad y seguirá oficialmente como presidente de aquí en adelante.

El siguiente es el texto completo publicado por Tinelli en redes sociales:

“Hola a todos: quiero comunicarme con ustedes por este medio porque siento que es la mejor forma de poder expresarles en forma genuina lo que siento. Siempre que se toman decisiones es imposible complacer a todos. He decidido dejar mi cargo como presidente de San Lorenzo de Almagro. Como lo he expresado en muchas ocasiones, el fútbol es mi pasión. Todos los que me conocen bien lo saben. Incluso he llegado a pensar y soñar que tiene mucho que ver con mi misión en la vida. Los deseos de uno y la realidad que se expresa en cada momento, muchas veces no van de la mano. O mejor dicho, lo que uno siente cuando cree que está dando lo mejor, en ciertos momentos no se plasma en una realidad concreta o no alcanza. He transitado muchas dificultades en mi vida, me he nutrido de ellas, pero he entendido muchas veces los datos de la realidad y ahí, en este tiempo de distancia, puedo ver que más allá de todo lo que di y tengo para dar, quizás no sea el momento, aunque me duela. Gracias a todos los hinchas y socios de San Lorenzo por el amor, por el cariño y el apoyo en las últimas elecciones. Mis disculpas por no haber podido estar más tiempo. Mis otras actividades son muy públicas y no me permiten estar al 100 por ciento en un lugar que requiere un trabajo full time. He dejado el alma y muchas cosas en estos casi 10 años y también junto a un equipo maravilloso, hemos dejado algunos logros imborrables para la historia del club, como la Copa Libertadores, jugar la final intercontinental con Real Madrid, infinidad de obras donadas para la institución, la vuelta a la Liga Nacional de Básquetbol, 5 títulos naciones, 2 campeonatos de América, 2 juegos contra equipos de la NBA (hecho inédito del básquet argentino), la Ley de Restitución Histórica, la Ley de Rezonificación y la compra de los terrenos de Avenida La Plata. Jamás permitiría que una presencia mía genere divisiones o violencia entre los sanlorencistas que amamos al club o que San Lorenzo sea perjudicado en cualquier ámbito. Mi familia y mi trabajo profesional hoy también me ponen un freno a este proyecto. Gracias a todos los que me acompañaron y fueron leales en todo momento. Siempre estaré para ayudar a San Lorenzo desde donde se me necesite, como lo hice en este período y a lo largo de más de 30 años. No es un adiós, sino un hasta luego. Nos volveremos a ver pronto en esta pasión maravillosa que es el fútbol y en este amor único e indisoluble que es San Lorenzo. Los quiero mucho”.