sábado, diciembre 10

Teatro desde el barrio y para el barrio

 

Sin Telón es una agrupación de teatro comunitario que ensaya en el Espacio Cultural El Archibrazo y trabaja temáticas barriales. Agustín, coordinador de la propuesta, nos cuenta sobre este espacio que activa la memoria y lleva a cuestionar la identidad colectiva.

Tintas de Boedo: ¿De qué se trata el grupo de Teatro Sin Telón?

Agustín: Sin Telón es un grupo de teatro comunitario que trabaja con vecinos y vecinas. Lo que hacemos es contar historias de barrio que traen los propios vecinos y así construir nuestra memoria barrial y nuestra identidad. Siempre desde el encuentro y desde el juego, eso es un poco el teatro comunitario, reivindicando el patrimonio, el espacio público. En este momento somos alrededor de 30 personas, entre músicos, actores, escenógrafos, artistas plásticos.

TdB: ¿De qué tratan las obras y cómo las trabajan?

A: En nuestras obras trabajamos con historias que interpelen a los vecinos y que hagan referencia a la memoria y a la identidad. Por ejemplo, nuestra primera obra es “El mercado olvidado”, que habla sobre el mercado del Abasto y como un shopping, el capitalismo, las empresas se comieron lo que fue un símbolo del barrio. Tratamos de contar, para aquellas personas que ahora sólo ven un shopping, qué es lo que hubo atrás de esas paredes. Nuestra segunda obra está en proceso, pero estamos trabajando sobre la historia del Parque de la Estación, un lugar recuperado luego de 20 años por vecinos y vecinas. Buscamos mostrar su lucha y todo lo que significó esa historia.

TdB: ¿Cómo escriben los guiones?

A: Los guiones y las obras se escriben colectivamente a través de improvisaciones y ejercicios. Hay una coordinación y dirección que va juntando ese material y eso se vuelca en un texto o en imágenes.Después, ese material lo volvemos a trabajar con los chicos y así se va haciendo la creación. Lo mismo se hace con las canciones que se van trabajando con los músicos, pero las letras las escribimos entre todos y los músicos las van ordenando.

TdB: ¿Cómo fue la participación del grupo en la Toma de Almagro?

A: La Toma de Almagro es un festival donde participamos siempre, un evento organizado por varios centros culturales, entre ellos El Archibrazo, que es nuestra casa, el lugar donde ensayamos. Presentamos “El mercado olvidado” ahí. Este año fue una vuelta a las calles, volver a poder hacer la obra, con los 30 vecinos. Nosotros tenemos la particularidad que luego de la pandemia se sumaron muchos vecinos y vecinas. Había una necesidad de encuentro y eso hizo que la obra tome mucha potencia.

TdB: ¿Por qué te parece importante llevar estas obras al barrio?

A: Para poder recordar, activar la memoria del barrio, para poder preguntarnos quiénes somos, de dónde venimos, qué queremos con nuestro barrio, poder generar un poco una inquietud en cada uno y que también la gente se sienta parte. Porque todos pueden formar parte de Sin Telón. Termina la función y siempre decimos que sólo hay un pasito para entrar acá, hay que animarse a darlo, todos pueden cumplir un rol en el teatro.

TdB: ¿Qué balance hacen de este año para la agrupación?

A: Nuestro balance es muy positivo. Luego de la pandemia, donde resistimos y estuvimos muy unidos,donde estuvimos muy adentro preguntándonos muchas cosas, trabajando muy personalmente en el grupo, este año fue el de una apertura hacia otros barrios, hacia otros grupos, conocer otras maneras de hacer teatro comunitario.

TdB: ¿Qué proyectos tienen para el futuro del grupo?

A: Nuestro proyecto es hacer nuestra segunda obra, tirar las energías en eso, poder terminar el proceso y después seguir viajando, poder seguir mostrando las obras, llevándolas, poder seguir formando y creando espacios comunitarios dentro de lo que es Sin Telón. Que crezca el taller para niños y niñas, el de adolescentes, que haya taller de artes plásticas y todo eso se nuclee en lo que es Sin Telón y El Archibrazo.