jueves, junio 30

En Boedo hisopan a más de 500 personas diarias

 

En momentos donde la curva de casos positivos de COVID-19 ascendió vertiginosamente, el dispositivo sanitario de la Comuna N° 5 se encuentra al límite de sus posibilidades de atención y ya hay reclamos urgentes.

“Arrancamos en el detectar con otro día de mucha acción, muchísimos testeos, a no relajarse, a seguir con los cuidados básicos”, planteó la comunera Estrella Santana, una de las funcionarias locales con mayor presencia en este dispositivo sanitario desde el inicio de la pandemia por la COVID-19.

La tercera ola se está haciendo sentir con una curva de casos positivos muy pronunciada y las filas de las personas que se convirtieron en contacto estrecho se hizo muy larga, a punto de saturar el sistema de testeos.

En la Comuna N° 5 el Operativo Detectar está atendiendo en la Biblioteca Miguel Cané de Carlos Calvo 4319 en el horario de 9 a 14.30 horas. Aquí los vecinos y las vecinas sin síntomas pueden concurrir sin turno previo, pero atendiendo a la responsabilidad individual y ciudadana de no concurrir por cualquier motivo.

Claro que esta etapa del año no es fácil, más teniendo en cuenta la situación sanitaria actual. “Esperamos que el gobierno porteño escuche los pedidos de más profesionales, enfermeros, insumos y centros de testeo, reclamó la también comunera Maru Acuña y señaló que actualmente se están testeando más de 500 personas por día de atención, donde las personas permanecen muchas horas de espera al aire libre bajo el sol soportando el intenso calor.

Para los casos de las personas que tienen síntomas compatibles con el coronavirus, la atención se realiza en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) localizadas en los hospitales públicos.

En lo referido a la Comuna N° 5, la UFU más cercana es la del Hospital Durand de Avenida Díaz Velez 5044, ubicado en los límites con el barrio de Almagro.