sábado, septiembre 24

Examen de conducir en la calle

 

Hay un nuevo protocolo para obtener la licencia de conducir y el examen práctico se hará directamente en la calle. Habrá diez sedes, entre ellas la Sede Comunal 5 de Boedo, donde se podrán usar vehículos con doble comando para rendir. Estos cambios tienen como finalidad mejorar la seguridad y la convivencia vial.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció cambios para obtener la licencia de conducir y ahora el examen práctico pasará a realizarse en la calle. Este cambio, explicaron, responde a la búsqueda de mejorar la seguridad y la convivencia vial. Este nuevo examen se implementará para obtener las licencias de conducir de automóviles categoría B1, que incluye a las personas que nunca tuvieron licencia para conducir autos o aquellas que no realizaron el trámite de renovación por un período superior a un año.

El cambio se dará de manera escalonada a partir de agosto y el objetivo es llegar a alcanzar las diez sedes (una será la Sede Comunal 5 de Carlos Calvo 3307) para realizar el examen en el mes de octubre. El examen en la calle se realizará con vehículos de doble comando y buscará evaluar a los conductores y conductoras en un contexto real de manejo.

“Buenos Aires es una ciudad con mucho movimiento y eso hace que tengamos que garantizar que los que manejan tengan las habilidades necesarias y tomen decisiones responsables. Si logramos tener mejores conductores, habrá menos accidentes», expresó Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, en la presentación del nuevo examen el pasado martes.

El examen se llevará a cabo en la calle en diferentes circuitos donde el conductor o conductora tendrá que recorrer un radio de 200 a 300 metros, que estará señalizado, durante 15 minutos. Las unidades de doble comando fueron especialmente adaptadas y estarán conectadas con un Sistema Integrado de Monitoreo, cuentan con cámaras internas y externas y un sistema de geolocalización, que se controlarán en tiempo real desde un centro operativo.

Además, estos vehículos cuentan con sensores telemétricos que informan la velocidad de circulación y datos funcionales como alertas de cinturón de seguridad, disposición de combustible o encendido de luces. Durante el recorrido habrá presencia de agentes de tránsito de la Ciudad. Este tipo de exámenes ya se realiza en países como: Francia, Finlandia, España, Alemania e Italia, entre otros.

“Antes lo que buscaba el examen era sólo confirmar si la persona sabía manejar el auto, por eso se hacía en una pista cerrada, separada y aislada del tránsito. Ahora además queremos comprobar que pueden hacerlo en un ambiente real, con tránsito, interactuando con peatones, colectivos, motos, ciclistas”, subrayó Larreta.

Por otro lado, no es el único cambio, ya que también el examen teórico pasará a tener un mayor número de preguntas (de 30 a 40) y será necesario responder correctamente el 85 por ciento de las mismas (anteriormente se aprobaba con el 75 por ciento). Así, se espera que la evaluación tenga una mayor profundidad y dificultad al momento de que los conductores y las conductoras puedan acreditar su aptitud psicofísica. Finalizados estos pasos, la licencia podrá ser retirada en el mismo día.

Por último, Larreta informó que la validez del registro se va a extender a diez años para los conductores entre los 16 y los 39 años y a seis años para los mayores de 40. Una vez superados los 50 años, el plazo de renovación irá bajando progresivamente.

Ph: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.-