sábado, septiembre 24

Las Santitas campeonas

 

El futsal femenino de San Lorenzo de Almagro se consagró en la Copa de Oro cuya final se jugó en el Polideportivo Islas Malvinas de la ciudad de Mar del Plata. Es el título número 25 para las de Boedo.Por su parte, en la rama masculina el Ciclón perdió ante Boca Juniors.

Abrazos, lágrimas de felicidad y gritos de alegría se vivieron en la noche del lunes en el Polideportivo Islas Malvinas de la ciudad de Mar del Plata, donde nuevamente la gloria fue azulgrana. Es que el equipo de futsal femenino de San Lorenzo de Almagro venció 3 a 2 a Sportivo Barracas por la final de la Copa de Oro y sumó una nueva estrella a su constelación (la número 25).

Una vez más, las Santitas demostraron que están entre los grandes equipos de la disciplina y en una final intensa y complicada lograron imponerse al siempre difícil Sportivo Barracas. A los dos minutos, las de Boedo empezaron a imponer condiciones con el gol de Florencia Coronel y parecía todo del Ciclón que dominaba y controlaba el partido a su antojo.

Pero faltando cinco minutos para que termine la primera mitad, Barracas encontró el hueco justo para poner el 1 a 1 parcial y aumentar la emoción del encuentro. Agustina González fue la responsable de darle esperanzas al conjunto de la zona sur de la ciudad.

San Lorenzo salió del vestuario dispuesto a hacer pesar su jerarquía en la segunda parte. Un gran pase de Micaela Turek culminó en una mejor definición de Federica Silvera, quien puso arriba al azulgrana. Sin embargo, Barracas no se rindió y siguió buscando el empate, a pesar de no contar con tantas herramientas, ni claridad ofensiva. Así, llegó a la igualdad a los 14 minutos, a través de un remate de Cecilia López, y el estadio se llenó de suspenso.

Pero ahí Nicole Hain se vistió de heroína cuando, a falta de un minuto para ir al alargue del encuentro, se escapó por la derecha y con un tiro cruzado superó a la arquera rival, quien vio como la pelota ingresó a la red. Así, Hain se besó el escudo y desató los gritos y el festejo por parte de las dirigidas por Claudio García, quienes sumaron un nuevo título a su cosecha.

Los varones no tuvieron suerte

También fue la final masculina de la disciplina y San Lorenzo, como no podía ser de otra forma, llegó a la final (luego de vencer a 17 de Agosto en las semifinales por 3 a 2), esta vez frente a Boca Juniors. Lamentablemente, en esta oportunidad los de Boedo no pudieron llevarse el trofeo de la Copa de Oro y cayeron ante el xeneize por 2 a 1.

Ante una gran concurrencia de público (estuvieron presentes los jugadores de la selección argentina de básquet Nicolás Brussino, Carlos Delfino y Leandro Bolmaro), ambos equipos disputaron un partido con mucha lucha y muy trabado, en donde los de azul y oro lograron adelantarse con un gol de Lucas Flores en el primer tiempo. Ya en la segunda mitad, la ventaja sería más grande para los de La Boca con la conquista de Pablo Vidal.

Ya en la segunda parte, al Ciclón le costó meterse en partido y con el reloj en contra lució bastante nervioso. Sólo llegó a descontar a falta de 30 segundos para que termine el encuentro, a través de un fuerte remate de Damián Stazzone (que a esas alturas ya jugaba como arquero-jugador).

Sin embargo, casi se da la remontada épica cuando en la última jugada otro difícil remate de Stazzone fue contenido por el arquero de Boca, Guido Mosenson, quien se convirtió en la gran figura y permitió que el xeneize levantara una nueva copa.

Ph: San Lorenzo de Almagro.