miércoles, febrero 1

Se fueron del recinto tras las críticas de Felipe Miguel

 

El Jefe de Gabinete porteño en su informe de gestión arremetió contra el kirchnerismo y dijo que “no les importan los estudiantes”. El bloque opositor se sintió ofendido y se fue de forma unánime, denunciado a Horacio Rodríguez Larreta de “mandar a pudrir” la sesión.

La oposición política porteña, especialmente el bloque del Frente de Todos, se retiró de la legislatura porteña y acusó a Horacio Rodríguez Larreta de “mandar a pudrir” la sesión que estaba preparada para escuchar el informe de gestión en la voz de Felipe Miguel, actual Jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires.

En su intervención, Miguel había sido muy duro contra el kirchnerismo por sus críticas a las políticas en materia educativa y señalar que “no le importan” los estudiantes. De alguna manera respaldando la ya precandidatura de Soledad Acuña -ministra de Educación porteña- a la jefatura de Gobierno para el año entrante.

Así comenzó el funcionario: “Todos los esfuerzos que hacemos ponen de manifiesto una de las grandes diferencias entre el modelo kirchnerista y el que representamos en Juntos por el Cambio (JxC)”. Así defendió las prácticas laborales en las empresas privadas, la reforma del estatuto docente, las viandas escolares y las evaluaciones por rendimientos; en concreto todas las medidas de índole educativas tomadas durante esta gestión.

En el momento de mayor tensión, dijo que “unos dicen que le sacamos al kirchnerismo la bandera de la educación pública. No es así. La realidad es que nunca la tuvieron. Y nunca la tuvieron porque no les interesa”. No fue nada en verdad, respecto de la frase que pronunció a continuación, al decir que “al kirchnerismo no le importa que los chicos pasen de año por decreto o salgan de la secundaria sin los conocimientos necesarios. No le importa que los chicos pierdan horas y días de clase. No le importa que esos chicos el día de mañana no consigan trabajo y tengan que vivir de los planes”.

El bloque opositor duró diez minutos sentado en sus bancas, y luego se retiró. “Es es una falta de respeto, un ataque a nuestro espacio político”, dijo la legisladora Victoria Montenegro y agregó que es “evidente que están en campaña, ordenando su interna”, en referencia a la coalición Juntos por el Cambio.

“En vez de hacer un informe de gestión institucional está en modo campaña. Es muy poco serio. Nos levantamos porque no podemos ser parte del debate violento que nos vino a plantear”, manifestó la también legisladora Claudia Neira.

Otra de las voces que se expresaron tras la salida de la legislatura fue la del legislador Juan Manuel Valdés, quien asevero irónicamente: “Miguel está desesperado porque son todos candidatos menos él. Es lamentable que tenga que llamar la atención con hechos tan patéticos”.

Ph: Télam.-