sábado, diciembre 10

“Trabajamos para la promoción y el desarrollo de la cultura”

 

Por este año pasó la Semana de Boedo y cientos de vecinos y vecinas disfrutaron de las propuestas presentadas por la Red de Cultura del barrio. Un festejo que atravesó las instituciones barriales.

Del 4 al 13 de noviembre el barrio estuvo de festejo. Es que se realizó la tradicional Semana de Boedo que contó con 9 jornadas en donde hubo muestras, clases, charlas, conversatorios, música, baile, teatro, proyecciones y muchas opciones más para vecinos y vecinas. Además, se realizó el habitual corte de calle sobre la avenida Boedo con la feria artesanal y un escenario lleno de propuestas artísticas.

“Estamos muy contentos. Después de los años de pandemia, se nota la necesidad de seguir encontrándonos”, expresó Daniela Paredes referente de la Asociación Civil de Vecinos Florentino Ameghino (AVeFA) y parte de la organización de la semana. “En AVeFA hicimos muchas actividades y estuvo buenísimo. Hubo mucha gente que se acercó. El sábado estuvo la feria y la muestra inaugural y sumamos a muchos vecinos y vecinas este año. Con las instituciones pudimos poner a Boedo en movimiento”.

Es que no fue una Semana de Boedo más. Este año se cumplieron 140 años de la Avenida Boedo y del nacimiento de Lorenzo Massa, los 90 años de la Biblioteca Mariano Boedo y los 50 años de la demarcación final del barrio. En AVeFA hubo conversatorio sobre la universidad en el barrio, taller de RCP, taller de plantas aromáticas y una hora gratis para niños y niñas en la calesita de la plaza.

“Nosotros estamos en lo que es la defensa de un festejo que apunte a lo social, que sea más participativo, más integrador del barrio, con su propia identidad”, señaló Ildefonso Pereyra, parte de la organización del evento. “Desde la Red de Cultura de Boedo hace casi 20 años que trabajamos para la promoción y el desarrollo de la cultura. Esta red es una de las más importantes, una de las más significativas de una Ciudad de Buenos Aires que, hoy en día, tiene el menor presupuesto de toda su historia para la cultura”, remarcó en diálogo con TdB.

Por otra parte, Pereyra celebró el desarrollo de la semana: “Lo veo como un laburo espectacular que vuelve lentamente a retomar la velocidad con la que se venía trabajando prepandemia, que vuelve a recuperar las articulaciones como eje primordial del trabajo territorial, que vuelve a generar una programación destacada”. Pero también, subrayó que es “una primera etapa hacia la recuperación de prácticas sociales, de caminar el barrio, de reconocernos nuevamente. Eso está volviendo a surgir, el resultado es auspicioso”.

En la semana hubo canto en el espacio Comunarte, el festejo de cumpleaños en la Biblioteca Boedo con música e inauguración de una nueva sala, charla debate en el Auditorio del Banco Credicoop; cine documental en la Biblioteca Popular Arturo Jauretche, milongas en distintos espacios del barrio y muestra y clases de tango queer en La Minga Club Cultural, entre otras muchas actividades.

El sábado 5 de noviembre se realizó el corte de calle de Avenida Boedo, en donde estuvo la tradicional feria con sus artesanías, cosas dulces para probar, stands de diferentes centros culturales, clubes de barrio y bibliotecas y todo tipo de productos artesanales para decorar la casa.

“Invitamos a los vecinos a charlar acerca de lo que es el reciclaje de bicicletas, a ver el antes y después de nuestras bicis recicladas, y a conocer las nuevas iniciativas como la del reciclado de asientos”, comentó Emiliano Queirolo, responsable del emprendimiento Bici Compa, el cual contó con un stand en la feria. “También, este año propusimos un taller de reparación de pinchaduras para enseñar la técnica para emergencias. Tuvimos buena aceptación, pasó mucha gente y es muy interesante conocer la opinión de los vecinos”, agregó.

Además, la Avenida Boedo contó con su escenario en donde hubo mucha música y baile. “Estamos muy agradecidos de que nos tengan en cuenta para poder expresar lo que hacemos yencontramos una linda recepción”, expresó Pablo de la banda Mamazuka, grupo musical independiente del barrio de Boedo que se subió a las tablas. Esta banda “busca expresar un poco lo que es la alegría del barrio y también exponer las broncas y las angustias que transitamos quienes vivimos en el sur de la ciudad”, según contaron desde la banda.

El músico agregó que “participar de la Semana de Boedo implica apoyar el desarrollo y la promoción de actividades culturales en general, que en el contexto actual se ven un poco menospreciadas” y que “creemos que participar de estos espacios gratuitos y accesibles para vecinos y vecinas del barrio nos confirman que el camino es lo importante y que esto genera beneficios para la comunidad”.

Por último, Elumey, integrante de Ilimitadas Limitaciones, banda de rock urbano de Parque Chacabuco y Bajo Flores, remarcó que “fue muy linda la experiencia. Muchas veces fui a la Semana de Boedo como parte del público y ahora pudimos participar. Fue lindo que tanta gente se haya acercado. Es hermoso el barrio, me encanta Boedo. Había muchísimas familias y salió todo bárbaro”.

Ph: AVeFA.